¿Qué es esto de invitarte a un café?

Estaría bien que fuera algo literal, poder quedar para echar un café y charlar un rato –aunque cada uno se pagase su café–, pero no se trata de eso, esto del café es sólo una metáfora –bastante bonita, por cierto. Es sencillamente una forma que tenéis, quien quiera, de echar una mano con los gastos que supone sacar adelante esta web, sin comprometerse a cuotas ni historias así, como en plataformas tipo Patreon, o sin fijar objetivos, como en Verkami y otras.

Aquí sólo se trata de dar una propina de 3€ una sola vez. O varias, claro, pero si quieres, cuando quieras. Me gustaría que se pudieran dar propinas más pequeñas, pero la plataforma no lo permite en su versión gratuita… y si uso la versión de pago, pues ya estoy gastando dinero antes de empezar, se trata de lo contrario… oye, si funcionase bien este tema, pues ya se vería. En fin, sigo. Aquí yo os informo de en qué va a ser invertido lo que se saque. Básicamente van a ser libros, libros que luego utilizo para escribir artículos para esta web, y para mi trabajo en general, claro. Y no libros caros, al contrario, son libros de segunda mano que suelo comprar a librerías de EEUU con unos envíos baratos que me tardan en llegar como dos o tres meses. Además, muchos de ellos los compro –siempre que tengo ocasión– a una librería especializada en segunda mano que invierte gran parte de sus beneficios en campañas de alfabetización… sí, para gente de EEUU, pero el caso es echar una mano, sea donde sea, ¿no? Dependiendo del libro, a veces me cuestan 5€, o a veces 10€, pero por ahí suele andar el tema, así que con 25€ puedo pedir un pack de tres o cuatro libros. Quien quiera colaborar no va a obtener más recompensa que mi agradecimiento, no hay contenido reservado para mecenas ni nada así, porque yo quiero que todo el contenido de esta web esté disponible siempre para todo el mundo, para mí esa idea es fundamental.

Esta web lleva funcionando desde mediados de 2011, y nunca he puesto en marcha nada parecido, porque, bueno, la web la hice yo porque me dio la gana. Durante unas semanas probé a ponerle publicidad, con la misma finalidad que esto de los cafés, para sacar un dinerillo con el que comprar libros de vez en cuando… pero cada vez que entraba en la web me molestaba mucho ver ahí los banners publicitarios anunciando productos, así que lo quité todo y seguí pagando yo los libros. Esto de los cafés me parece menos invasivo y más libre, quien quiera usarlo, ahí está el botón, y quien no, pues nada, a otra cosa, la web sigue siendo completamente gratis igualmente. Si veo que esto funciona, pues genial, y si no, pues lo quitaré. Vamos a probar a ver.

Invítame a un cafelito, va.