Hace ya unas semanas, casi dos meses, de hecho, desde la última noticia, lo sé. He andado muy ocupado, más de lo habitual, porque quiero entregar mi Tesis Doctoral a finales del mes de marzo y estoy trabajando muchas horas al día para ir rematando ya todo. Hoy he pensando que ya tocaba dar señales de vida, así que hago un pequeño resumen de varias cosillas:

Coincidiendo con el inicio de este 2019 hice público –en Twitter, básicamente– que abandono mi colaboración con la revista Otaku Bunka. Han sido más de dos años incluyendo un artículo de dos páginas en la revista, del número 3 al 17, y ha sido un placer colaborar con Estudio Fénix, Panini Cómics, y sobre todo con Raúl Izquierdo, a quien agradezco haberme invitado a participar. A partir del próximo número, el 18, de la revista se encargará un nuevo equipo porque Raúl se marcha a nuevos proyectos y a mí no me ha apetecido el cambio, eso es todo, además de que estoy hasta arriba de trabajo ahora mismo. Espero que a los lectores les haya interesado lo que he ido contando durante este tiempo y deseo mucha suerte al equipo entrante.

Por otro lado, he ido siguiendo la traducción de mi libro Historia de los samuráis, que os recuerdo que va a ser publicado en inglés por la editorial estadounidense Tuttle Publishing. En los últimos meses he estado muy en contacto con  el traductor, y ya ha finalizado esa parte del proceso que nos llevará a tenerlo en las manos en algún momento de la segunda mitad de este año 2019 –aún no sé nada más concreto.

No todo son buenas noticias, el curso de extensión universitaria que he estado anunciando últimamente y que tendría que haber empezado precisamente hoy se canceló la semana pasada porque no llegamos al mínimo de inscripciones necesarias. Es algo bastante habitual en este tipo de cursos, pero ha sido una lástima igualmente. Ya les he dado las gracias por mail a todas las personas que se habían inscrito, pero se las vuelvo a dar aquí, a ver si podemos hacerlo el curso siguiente. No negaré tampoco que, por otro lado, me ha venido muy bien que se haya cancelado para tener más tiempo para la Tesis, así que no hay mal que por bien no venga, como se suele decir.

Finalmente, después de darle muchas vueltas, hoy he puesto en marcha –a modo de prueba– un sistema de mecenazgo, o de propinas, como queráis llamarlo, mediante ese botoncito rojo que tenéis al principio de esta página. He mirado varios sistemas y este me ha parecido el menos invasivo y el menos comprometedor, veremos a ver qué tal y si vale la pena mantenerlo o lo acabo eliminando. Lo explico mejor aquí.